Sin categoría

Mi segundo parto ( 26/12/2016)

Quería aprovechar que hoy hace un mes que babyP llegó al mundo para escribir la experiencia de mi segundo parto.

Si bien, yo cumplí con la norma de ” los segundos partos son más rápidos y fáciles porqué tienen el camino hecho”. Bien por babyM!

A las 4 de la madrugada del día 26 me desperté mojada. ( ¿ Os suena? con babyM también había fisurado la bolsa a esa misma hora!). Pero como ya sabía el protocolo hospitalario por mi primer parto, volví a la cama, puse unas toallas debajo por si rompía bolsa y seguí durmiendo hasta las 9. Papi se fue a trabajar y quedamos que, si no me ponía con contracciones iría al hospital a las 4 PM ( 12h después de la fisura). Papi salía de trabajar a las 6 PM, así que tenía claro que podía empezar el proceso de parto yo sola mientras él terminaba su jornada laboral.

Empiezo a hacer mi día normal: desayuno con babyM, limpieza de la casa, fregar platos, estudiar un poco ( si, aun estoy estudiando!)…pero aquello empezaba a doler. No me creía que me estuviese poniendo de parto yo solita, estaba convencida de que terminaría siendo otro parto clavado al de babyM ( inducido con oxitocina). Igualmente como dolía poquito, y con babyM no tenía tiempo de contar cada cuando tenía las contracciones iba bastante perdida. A las 13h , al limpiarme después de hacer pipí veo que mancho un poco rosadito y prefiero irme para el hospital. Dejo a babyM a cargo de una amiga y me voy. Decido, por si acaso me dejan, llevarme una bolsa con lo imprescindible : mi camisón, mis braguitas deshechables y la documentación, y, no vaya a ser la ley de Murphy se pusiera en contra mío, también lo imprescindible de babyP: un body, una ranita, un gorrito y un paquete de pañales.

Llegó al hospital, y confirman que, efectivamente tengo la bolsa fisurada. Me ponen monitores ( aun sin haberme hecho el tacto), y al rato me dice la matrona:

-Uy, esto está verde porque tienes contracciones muy irregulares y no soy muy intensas…¿ te duele mucho?

-No, la verdad.

-¿Prefieres irte a casa hasta dentro de unas tres o cuatro horas o te pido habitación?

-Yo prefiero quedarme aquí, no me hace mucha gracia ir con la bolsa fisurada y que se me vaya a romper por la calle ( porque OTRA VEZ había ido a parir en autobús!)

-Está bien, déjame hacerte un tacto..( mete mano..) – Pues no! te tienes que quedar aquí ya ( aquí en la sala) ¡ es que estás dilatada de 5 cm! ¿ quieres que llamemos a alguien?

Decido escribir a Papi pero le digo que no venga, que seguro que va para rato y que le dará tiempo a acabar su jornada laboral. Pero, a la media hora vuelve la matrona y…¡ ya estaba de 7cm!!) así que llamo a Papi y le digo : cooooorre que no llegaaaas!!!

Papi llega sobre las 3 y media, en todo ese rato las contracciones ya se habían vuelto regulares pero no me dolían. La matrona dice que el parto avanza muy rápido y que si queremos romper bolsa para que vaya más rápido aún.

GRAVE ERROR! le dije que si, y efectivamente fue romper bolsa y las contracciones se volvieron dolorosísimas y muy muy seguidas. Por un momento pensé que minutos después de la bolsa babyP salía, tenía tanta presión en mi pubis.

Y ahora…me llamaréis cagueta. Pedí la epidural. Y, para bien ( se quitó el dolor), y , para mal ( el trabajo de parto se relentizó muchísimo).

El resto es fácil de adivinar. Con la epidural no sientes nada, así que fue pasando el rato, hablando y bromeando con Papi. Viene la anestesióloga y me pregunta si quiero más. Le pregunto a la matrona que de cuanto estoy ya…ya estás de 9 cm. Eran las 5,40. No, no quiero más epidural.

Vuelve el dolor, pero ya babyP quiere salir. Empuja, empuja, empuja! y sale mi ranita hermosa, tan pequeñito, tan calentito y mojadito. A las 18.13 conocí al tercer amor de mi vida.

Estaba inmensamente feliz, había tenido un parto rápido, ( o mucho más rapido que el de babyM), mucho menos doloroso, y con mucho más apoyo emocional tanto por parte de la persona que me acompañaba ( Papi, en el otro había estado mi madre) como por parte del equipo profesional. A esta matrona le pongo un 100/10. Fue increíble.

Peso al nacer: 3,320g.

Medida: 50,5 cm.

Hospital de nacimiento: Sant Joan de Déu de Esplugues.

Semanas de gestación: 40+4.

Valoración del trato del personal sanitario: MEJOR QUE BIEN!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s