Sin categoría

Ser madre soltera vs Ser madre en pareja

Parece que hayan pasado siglos desde la última vez que pasé por aquí, pero es que no me da la vida, y las que seáis madres me entenderéis. ¿Donde puedo comprar un poco de tiempo libre? Ojalá existiesen bonos al estilo : vale por una hora de relax total para hacer lo que tú quieras! En fin, hoy os traigo un post sobre las diferencias, ventajas e inconvenientes que nos podemos encontrar al ser madre soltera o madre en pareja. Y descubro un secretito de mi….escribo este post desde mi más absoluto conocimiento, ya que hasta los 18 meses de mi renacuajito mayor, éramos solo él y yo. 

Las que me conocen lo suficiente sabrán que acostumbro a sacar la parte positiva de todas y cada una de mis experiencias, así que no me arrepiento de haber sido madre soltera de Marc durante su primer año y medio de vida, y me quedo con haber podido experimentar la experiencia, y poder comparar y elegir lo que era mejor para mi.

Dicho esto, ¡ vamos allá !

Ser mamá soltera…

Tienes el total control de tu hij@. No hay discusión sobre el estilo de crianza, ni sobre la ropa o alimentos que se pondrá o comerá. No hay discusión sobre si el bebé irá a una guardería o tendrá una niñera. No habrá discusión porqué simplemente, no tienes con quién discutir el tema, es una opinión y elección únicamente de la mamá.

Hay que prepararse para gastar dinero. ¡Y mucho! Hablo desde el punto de vista de madre sin ningún tipo de apoyo ni en pareja ni familiar. Algunos amigos me hicieron de vez en cuando el favor ( EL GRAN FAVOR!) de quedarse con Marc cuando tenía que trabajar. Pero eso eran casos muy aislados. La mejor opción para una madre soltera y trabajadora es una niñera, porqué todos sabemos que en la guardería el primer año es bestial, y pagar guardería y niñera…pues como que no. Pero todas sabemos lo que cuesta una niñera decente.

Prepárate para ser juzgada. Por todo. No porqué seas madre primeriza o joven. Eres madre soltera y estás destinada al fracaso ( o eso quieren creer).

Eres el único apoyo de tu hij@. Su único punto de referencia.

Es muy frustrante. La maternidad es una locura. Sobre todo al principio, y sobre todo cuando somos primerizas.¡ Y las hormonas a full haciendo de las suyas! Imaginaos el estrés constante de ser madres, la frustración de no saber porqué el bebé llora, o porqué le ha salido una manchita aquí o allá, o el cansancio extremo, o el no dormir por las noches…y sin que nadie te eche una mano.

Te vuelves fuerte, y muy organizada. Te guste o no, no queda otra.

Ser madre en pareja

– Lidiar con nuestra pareja cuando estamos en desacuerdo en temas de crianza, alimentación, educación, así como creencias religiosas, formas de gestionar los castigos o los elogios…

Es más fácil ( o debería serlo) gestionar y compatibilizar el trabajo con la maternidad/paternidad. Siempre entrará mas dinero en casa, se puede trabajar en horarios distintos, evitar coincidir los días de descanso, uno de los dos puede dejar de trabajar…en definitiva, hay más opciones a la hora de gestionar nuestro tiempo con la familia y trabajo.

Los niños pueden resultar ser víctimas ante la separación/divorcio de sus padres. Enserio, en lo más profundo de mi corazón siempre deseo que todas aquellas parejas que decidan tener hijos no se divorcien jamás. Por muy fácil que quieran hacer el proceso, siempre es un cambio para los niños. Por no decir que muchos son los padres/madres que no saben gestionar adecuadamente una separación, pasando a ser los hijos armas de doble filo, donde al final, los únicos que sufren son ellos.

– Las cosas con apoyo siempre son mejor. Recuerdo que con Marc, mi comida solía ser pre-cocinada. Mis duchas eran fugaces, a veces inexistentes por dos días o tres seguidos en sus primeros meses. Por suerte todo mejoró cuando se empezó a mantener sentado y se podría bañar conmigo. Mi cara era un poema. Siempre despeinada, y sin maquillar. Parecía un esqueleto ( literalmente fueron muchas las veces que escuché : Meri deberías comer más). ¿¡ Pero cuando ? ¿En qué momento ?
Con Pablo he notado una brutal diferencia en el post parto. Siempre sintiéndome limpia, bonita, sin estrés. Con largas duchas, con tiempo de sobras para comer sin prisa, con tiempo para echarme mis cremas, mis mascarillas, mi maquillaje, con tiempo de mirar mi armario y poder combinar mi ropa…enserio, ¡ qué diferencia !

Estas son algunas diferencias, aunque haber hay muchas más, el día a día de una madre soltera puede llegar a ser muy exhaustivo, cansado, agotador, sobre todo si no tienen apoyo familiar o de amistades. Por eso, si conocéis a alguna que se encuentre en esta situación, os animo a tener un acto de bondad, una mano amiga, que le preparéis una comida, o le ayudéis a tener ese ratito para una ducha en condiciones. Estoy segura de que os lo agradecerán con todo su corazón. Ojo, no estoy diciendo que ser madre soltera sea malo, lo malo es el no tener ningún tipo de ayuda por parte de nadie.

Si conocéis más pros y contras y los quieres compartir, te animo a que escribas un comentario!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s