crianza, familia, maternidad, Sin categoría

A Marc, que me lo puso tan fácil.

Recuerdo que cuando estaba embarazada de Pablo, una de mis preocupaciones más grandes era pensar en cómo iba a organizarme siendo bi-madre. Me daba pena pensar que ya no iba a tener tanto tiempo para Marc. Me preguntaba si se pondría celoso o por el contrario adoraría a su hermano… Bueno, supongo que todas las mamás de más de un crío son cosas que se plantea.

Para mi alivio, Marc siempre ha estado muy atento a su hermano. Ya en la barriga jugábamos a escucharle el corazón con el doppler e incluso pagamos un par de ecografias privadas para que el también pudiese disfrutar del momento( y le encantaba!) ya que la S.S. se negó en rotundo a que él pudiese entrar a ecografía.

20993870_10209718213373920_2233109933687829282_n

Quedarme embarazada de Pablo fue un punto de inflexión para Marc. Despertó su curiosidad como no os imagináis. Quiso saber cómo se forma un bebé, cómo sale…tuvimos largas charlas sobre sexualidad adaptada a un niño de entonces 3 años. Además, Marc es un niño de corazón puro y muy amoroso, y desbordó todo su amor con su hermano. Le dibujaba cositas. Guardaba juguetes para compartir en un futuro…

Cuando Pablito llegó al mundo, todo eso mejoró. Marc nunca se “tomó a mal” que fuese un bebé que sólo dormía. Él le encontraba el juego a todo. A calmarlo, a cambiarle un pañal, a bañarlo… a todo me ayudaba con mucho amor. 

20882561_10209692739977101_2066091238521412033_n

Ahora que Pablo está cumpliendo justo hoy 8 meses, son unos hermanos increíbles que interactúan 24/7. Para que os hagáis una idea…Pablo empezó a gatear hace unos 15 días y se ha memorizado el camino desde cualquier punto de la casa a la habitación de su hermano. En serio, se que la bi maternidad puede ser difícil. En mi caso tampoco es fácil. Mis hijos tienen un carácter fuerte y son terriblemente movidos ( los dos), pero Marc me lo ha puesto muy, pero que muy fácil adorando y queriendo a su hermano.

21032764_10209737589218304_8253426236678427272_n

A veces, la gente de mi día a día me pregunta que cómo “he conseguido” que se lleven tan bien, que no hayan celos o demás. La verdad es que no sé que contestar. Para empezar, pienso que he tenido suerte con Marc, que ya tenía esa predisposición a cuidar a su hermano.

Puede influir el hecho de incluir a Marc en mi embarazo desde el minuto 0. Jugar a escuchar el corazón de su hermano. Leer libros sobre la llegada de un bebé.

Y sobre todo, una vez nacido Pablo, para mi creo que fue una decisión muy importante.: Desde que pablo llegó a casa, y ojo, que llegó con solamente 24 horas de nacido, establecimos un horario “only marc”, tanto su padre como yo. Un rato de biblioteca, un rato de parque, una sesión de cine, un paseo por el paseo marítimo…solamente uno de nosotros y Marc.

Poco a poco fuimos incluyendo a Pablo, y ahora ya no hay horarios “only marc” porqué sinceramente, no hacen falta.

La verdad es que sea gracias a nuestras técnicas, o por la predisposición de Marc, ( o por ambas cosas ) estoy muy contenta con el resultado.

Si sois bi/tri mamás…¿ habéis hecho algo para adaptar al mayor al bebé?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s