crianza, familia, maternidad, Sin categoría

Cuando la maternidad me supera

Hoy es de esos días en los que he acabado exhausta. La gente siempre me dice que parece que para mi la maternidad no tenga parte “oscura”, y realmente pocos días me voy a la cama reflexionando sobre ello.

Pero hoy es uno de esos días: Obvio que no hablo de nada que cualquier madre no sepa. Hablo de esos días en lo que todo te supera, esos días que acabas con las pilas agotadas, y lo peor: sin ver resultado alguno . Esos días en los que hay que tomar una taza y media extra de paciencia. ¿ El motivo ? Marc no ha ido al cole porqué estaba enfermo.

Que Marc esté enfermo no es un problema, si no más bien todo lo que conlleva.

  • Para empezar, tratar a toda costa que Marc tosa tapándose la boca, sobretodo si su hermano está cerca para tratar de evitar la diseminación de virus, es imposible.
  • A eso le sumamos que mis polluelos cuando no salen de casa se agobian mogollón y se han montado una jungla en casa.
    Poneos en situación:  Pablo y Marc subidos a la mesa del comedor cantando, Pablo abriendo todos los cajones. Marc jugando al ordenador y Pablo cerrando la tapa, discusión asegurada.
  • Yo intentando limpiar a la vez que mis hijos, con la misma velocidad y habilidad iban ensuciando y desordenando.
  • Los ducho…ahora tengo niños limpios y un lago del tamaño de Canadá en el lavabo.
  • Pablo se duerme, y aprovecho para hacer una comida rápida con la esperanza de poder dormir yo también…Comemos…Pablo sigue dormido…Nos tumbamos y Marc se duerme…BIEN!…cierro los ojos…me relajo…casi estoy dormida…y Pablo se despierta. ¿¿ ENSERIO??!

Me levanto resignándome a mi realidad. Hoy no hay siesta para mi.
Aprovecho mi tiempo haciendo un bizcocho, y le doy la comida a Pablito. Friego los cacharros… Marc se despierta. Ya son las 17h. Papi llegará en 3 horas.

Me pongo con Marc a estudiar sílabas mientras trato que Pablo no se parta la cabeza con sus escaladas a los muebles de casa. Pablo tira los libros de la estantería. Los recojo. Los vuelve a tirar. Me rindo y los dejo en el suelo, que parece ( otra vez) un campo de batalla.

Juego un rato con Marc. Me pesa el cuerpo, me faltan fuerzas, me duele la cabeza, estoy agotada.

19h: Empiezo a hacer la cena. Hoy toca arroz con pavo. Pongo el arroz en la olla. En casa lo hacemos al vapor, así que necesito estar atenta. Cosa difícil porque Pablo decide sacar todo lo que encuentra en los cajones.
Se quema el arroz. Quiero llorar.

Llega papi. Estoy despeinada y sudorosa. No tenemos cena, el suelo parece un campo de minas. No puedo con mi alma.

Pedimos un Glovoo, recogemos entre los dos. Cenamos cuando llega el repartidor y Papi acuesta a los peques.

Ahora solo quiero fundirme en los brazos de Papi y descansar, y coger fuerzas para otro día que me temo que va a ser muy parecido al de hoy.

Firmado: MamaPanda, 20.2.2018  22:30.

Anuncios

1 comentario en “Cuando la maternidad me supera”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s