crianza, familia, maternidad, Sin categoría

¿ Estamos perdiendo la libertad?

Recuerdo con añoranza mis vacaciones de verano en casa de mi abuela. A decir verdad, cuando era pequeña no me gustaban demasiado, pero ahora es que me doy cuenta de todos los privilegios que tenía, y uno de los más importantes era el de poder jugar libremente.

Jugar libremente significaba que iba en búsqueda de mis amigos, o ellos venían a buscarme a mi, y callejeábamos por el pueblo a nuestras anchas. Subíamos al cerro de una pequeña montaña, o íbamos a un pozo situado a las afueras del pueblo dónde nos imaginábamos 1000 historias. Ibamos solos, dos, tres, diez niños. Sin supervisión, porqué no había peligro. O quizá si lo había y tuvimos suerte de no caer en las garras de ningún desgraciado.

Sobre los 9 o 10 años mi madre me dejaba jugar en la esquina de casa, para estar siempre vigilada. Con 12, si me venían a buscar a casa podía ir al parque. A día de hoy son cosas que me parecen impensables. No me veo dejando a Marc ir solo a la calle con 6 o 7 años. Ni siquiera sé si l dejaría ir al kiosko, que lo tengo enfrente, o al súper, que está en la esquina.

¿ Siempre han desaparecido tantos niños como ahora? ¿ O es que ahora tenemos acceso a información que antes no teníamos?

Pienso en los niños que hay desaparecidos y que aún no han aparecido..y me pregunto qué habrá sido de ellos. ¿ Estarán vivos? Y si es así..¿ que estarán haciendo? ¿ dónde estarán?

Si pienso en la desaparición de niños se me ocurren cosas a cada cuál más espantosa: Tráfico de órganos, prostitución infantil…Con un poco de “suerte”, podrían estar con alguna familia que no podía tener hijos y los compraron en el mercado negro. En definitiva, hay personas muy malas y sin escrúpulos, y el dinero lo compra TODO.

Éste post es a modo de desahogo. No creo que haya solución para esto, porqué es imposible tener a nuestros pequeños en una burbuja, y por muy atenta que esté una madre o un padre, no siempre es posible salvar a los pequeños de las manos de un desalmado. ¿ Cuántos niños han sido arrebatados directamente de los brazos de sus padres?

Lo único que podemos hacer es inculcar a los pequeños el no coger nada de extraños. Que si un desconocido los llama no vayan, que siempre avisen a un adulto. Que jamás ayuden a un desconocido, que siempre avisen antes a sus papás.

Y nosotros, los adultos, tener 1000 ojos, ser cautos y precavidos. Desgraciadamente estamos perdiendo un tesoro: la libertad.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “¿ Estamos perdiendo la libertad?”

    1. Gracias!! yo vivo aterrorizada, incluso hemos dejado de ir al parque si veo que está lleno de niños, porqué eso significaría perder de vista con más facilidad a los míos. Sé que no podemos vivir con miedo porque si no, no vivimos, pero es muy difícil encontrar el equilibrio entre protegerlos sin sobre protegerlos. 😦
      Te empiezo a seguir!!

      Me gusta

      1. Te entiendo perfectamente, no sabes como hacerlo. Yo muchas veces los sobreprotego demasiado. Pero no se puede evitar y más como están las cosas. Muchas gracias wapa😘

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s