crianza, familia, maternidad, personal, Sin categoría

Ser padres, algo más que tener un bebé

Ser padres es fácil. O bueno, es fácil a medias. Lo que es fácil es convertirse en madre o padre biológico. Para eso sólo hay que tener sexo, embarazarse, y que un bebé salga por la vagina de una mujer. Una vez conseguido eso, a efectos legales y porqué un libro de familia así lo diga, ya nos hemos convertido en madre/padre.

Pero personalmente, para mi eso no significa nada. Porqué, para mi, la palabra madre o padre tiene un significado mayor que el hecho de haber tenido un bebé.

¿ Que es ser madre o padre ?

  • Madre o Padre es quien calma pacientemente ( o no tan pacientemente, pero con amor), un bebé de madrugada.
  • Padre o Madre es quien agotado de una noche sin dormir, saca fuerzas para ir a trabajar u ocuparse se su hogar.
  • Madre o Padre es quien vuelve a estudiar cosas de su niñez para ayudar a sus hijos a entender las tareas del colegio.
  • Padre o Madre es quién pasa horas en urgencias, y aunque le supere el cansancio o incluso el miedo, siempre saque una sonrisa para tranquilizar a su hijo o hija.
  • Madre o Padre es quien repasa una y otra vez las finanzas mensuales y lo organiza de tal manera que no falte de nada.
  • Padre o Madre es quien lidia con un adolescente. Quien está atento a su estado de ánimo, y lucha porque la transición de esa época pase de la forma más amena posible.
  • Madre o Padre es quien aconseja, y limpia las lágrimas de su hij@, quien sufre con ellos, los anima, y quien disfruta de sus logros.
  • Padre o Madre es quien entiende que los hijos no son de su propiedad, y es madre o padre realmente quien no utiliza a sus hijos para hacer daño a terceros.
  • Madre o Padre es quien busca un futuro mejor para sus hijos. Quien no abandona, quien busca soluciones, quien reúne fuerzas.
  • Padre o Madre es quien con los años se recuerda con cariño. Porqué sólo unos padres de verdad conseguirán permanecer en la memoria de sus hijos. Sólo unos padres dedicados serán recordados, no sólo ellos como personas, si no todos los momentos que ellos consiguieron guardar en la memoria de sus hijos.

La maternidad cansa. La maternidad agota. La maternidad es dura. Pero vale la pena: ese sacrificio, esa dedicación, esas alegrías. Desde que tenemos un bebé, hasta que se convierten en adultos listos para emanciparse. Vale la pena… porque la familia, si es buena, es TODO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s