La maternidad desde los ojos de una niña

Éste blog nació con la intención de contar mis experiencias en ésta “locura” llamada maternidad. Pero con el paso del tiempo he ido expresando más mis sentimientos, tanto como madre, como las odiosas comparaciones que aparecen siempre en mi cabeza de mis hijos con la niña que yo fui y la familia en la que me tocó crecer, así, que hoy, 2 de diciembre del 2017, casi un año más tarde del nacimiento de este blog, decido hacer una pared y separar mis experiencias como madre, con aquellas que fueron mis experiencias cómo hija.

 

Hubo cosas buenas, pero las malas priman así que ésta es la parte no-tan-bonita de éste blog, pero necesaria para desmontar tabúes acerca de la perfecta madre o del perfecto padre.

PD: si eres algún conocido, o conocida mía, y crees que ésta parte puede herir tu sensibilidad, stop y cambia de página.

 

Anuncios