crianza, maternidad, personal, Sin categoría

¿ Es el colegio lo más importante en la educación preescolar?

Definitivamente, creo que nunca el colegio es lo más importante.
Hay otras cosas más importantes e interesantes que estar entre cuatro paredes escuchando cosas de las que nisiquiera nos acordaremos semanas más tardes.

Por desgracia, en España la educación empieza a ser obligatoria en primero de primaria (6 años) y es por eso, que desde que Marc empezó el colegio decidí que iría al colegio, si. Pero siempre que no hubiesen cosas más importantes.

Y..¿ que hay más importante que el colegio en la educación preescolar? Sin duda alguna, la familia. Papi trabaja muchas horas, los fines de semana también. De hecho suele descansar miércoles y jueves, o jueves y viernes. Por otro lado, ya sabéis, yo trabajo dentro y fuera de casa, y no me refiero a ser ama de casa, que eso ya es otra historia.. por lo tanto, el tiempo de calidad que podemos estar todos juntos es poco. Así que un día decidí que siempre que estemos los 4 juntos, Marc no iría al colegio. Eso coincide con los lunes, que Papi trabaja en turno de mañana y también los jueves por norma general.

Hacer esto ha generado algunas críticas. Que si Marc no va a aprender tanto como sus compañeros, que si no va a seguir una rutina, que si no tiene estabilidad,,,
La verdad es que ese tipo de comentarios me entraban por un oído y salían por el otro, y más cuando me di cuenta de que en el colegio al que va Marc incluso hay niños en preescolar que solamente van por la mañana y no regresan a la tarde.

Pero además de no importarme..enserio..¿ tan importante es perder 8 horas al día en el colegio? Que si, que aprenden, y socializan. Pero…acaso no podría aprender un niño de 5 años en casa lo que aprende en el colegio? ( por supuesto que si, e incluso mejor, como pude comprobar el año pasado mientras hacíamos homeschooling). ¿Enserio faltar un día entero y la mitad de otro va a hacer que mi hijo socialice menos?

Definitivamente yo lo tengo claro. Ya tendrá tiempo en un par de años de seguir una rutina marcada por la legislación. Ya tendrá tiempo de pasar, nada más y nada menos que 10 años de educación obligatoria siguiendo la misma rutina día tras día, mes tras mes, año tras año.

Mientras, y ahora que podemos sin repercusiones legales, disfrutaremos. Aprenderemos el uno del otro. Irá al colegio, pero estará con nosotros también. Reiremos, investigaremos, jugaremos, y pasaremos tiempo juntos, añadiendo momentos a ese baúl de los recuerdos que es la memoria.

 

Anuncios
personal, Sin categoría

Soy madre y estoy a favor del aborto.

Si, hoy, voy a ser dura y voy a hablar de lo que nadie, o pocas lo hacen.

El aborto legal. Si quiero un aborto legal, gratuito, accesible para toda mujer o pareja que lo desee. ¿ Porqué?

Porque no hay nada peor que traer al mundo a un niño que no es deseado, y peor aún, que no va a ser amado. Porqué prefiero una mujer que aborta antes que una madre que, por haber sido madre, hiera, ataque y maltrate a sus hijos física y verbalmente.

Quiero un aborto legal y gratuito porque todas las mujeres que quieran abortar, lo van a hacer igualmente, pero, si no es legal, lo harán en peores condiciones. Y lo quiero gratuito para que pueda hacerlo cualquier mujer independientemente de su economía.

Quiero un aborto legal y gratuito porqué ser madre es una responsabilidad para toda la vida y muchas, no están ni de lejos preparadas para asumir ese nuevo rol.

 

Pero sobre todo…¿ sabéis lo que quiero?

Una mejora en la educación sexual de nuestros jóvenes y no tan jóvenes.

Desmitificar cosas que no son ciertas.

No criar bajo una sexualidad reprimida.

Quiero también acceso a cualquier método anticonceptivo.

Y, si todo eso falla…quiero, y repito: abortar libre y gratuitamente.

 

crianza, familia, maternidad, personal, Sin categoría

Ser padres, algo más que tener un bebé

Ser padres es fácil. O bueno, es fácil a medias. Lo que es fácil es convertirse en madre o padre biológico. Para eso sólo hay que tener sexo, embarazarse, y que un bebé salga por la vagina de una mujer. Una vez conseguido eso, a efectos legales y porqué un libro de familia así lo diga, ya nos hemos convertido en madre/padre.

Pero personalmente, para mi eso no significa nada. Porqué, para mi, la palabra madre o padre tiene un significado mayor que el hecho de haber tenido un bebé.

¿ Que es ser madre o padre ?

  • Madre o Padre es quien calma pacientemente ( o no tan pacientemente, pero con amor), un bebé de madrugada.
  • Padre o Madre es quien agotado de una noche sin dormir, saca fuerzas para ir a trabajar u ocuparse se su hogar.
  • Madre o Padre es quien vuelve a estudiar cosas de su niñez para ayudar a sus hijos a entender las tareas del colegio.
  • Padre o Madre es quién pasa horas en urgencias, y aunque le supere el cansancio o incluso el miedo, siempre saque una sonrisa para tranquilizar a su hijo o hija.
  • Madre o Padre es quien repasa una y otra vez las finanzas mensuales y lo organiza de tal manera que no falte de nada.
  • Padre o Madre es quien lidia con un adolescente. Quien está atento a su estado de ánimo, y lucha porque la transición de esa época pase de la forma más amena posible.
  • Madre o Padre es quien aconseja, y limpia las lágrimas de su hij@, quien sufre con ellos, los anima, y quien disfruta de sus logros.
  • Padre o Madre es quien entiende que los hijos no son de su propiedad, y es madre o padre realmente quien no utiliza a sus hijos para hacer daño a terceros.
  • Madre o Padre es quien busca un futuro mejor para sus hijos. Quien no abandona, quien busca soluciones, quien reúne fuerzas.
  • Padre o Madre es quien con los años se recuerda con cariño. Porqué sólo unos padres de verdad conseguirán permanecer en la memoria de sus hijos. Sólo unos padres dedicados serán recordados, no sólo ellos como personas, si no todos los momentos que ellos consiguieron guardar en la memoria de sus hijos.

La maternidad cansa. La maternidad agota. La maternidad es dura. Pero vale la pena: ese sacrificio, esa dedicación, esas alegrías. Desde que tenemos un bebé, hasta que se convierten en adultos listos para emanciparse. Vale la pena… porque la familia, si es buena, es TODO.

cocina, excursiones, familia, maternidad, personal, Sin categoría

Dia redondo en MONTGAT!

Hola hola!!

¿ Sabéis esos días redondos? ¿ Esos días en lo que absolutamente TODO sale bien? Pues, no quiero cantar victoria pues son las 5 y media de la tarde, pero, puedo decir…que hoy ha sido uno de esos días. Y lo merecíamos.

Por mi trabajo tenía que ir a Montgat hoy, así que le propuse a Papi ir todos juntos, ya que Marc los jueves no suele ir al colegio.
Hemos ido todos juntos, y mientras yo trabajaba papi se bajó al parque y a la playa con los gordins. Al terminar, me fui con ellos. Nos mojamos ( pero un poquito…que no llevábamos ropa de repuesto).
Después, fuimos a una subasta de pescado recién salido del agua. Papi es el aficionado numero 1 a la pesca así que hemos disfrutado como niños, en especial él.

Después hemos paseado por el pueblo. Y he A-LU-CI-NA-DO. Pues nunca habíamos ido, estando a sólo 20 minutos de Barcelona… Montgat es un pueblo tranquilo, donde los peques pueden ir sueltos por la calle.. Hemos callejeado tranquilos, jugando, envueltos en paz y tranquilidad.

Montgat ofrece una buena oferta gastronómica, y hemos acabado tapeando y cervezeando ( los niños no), en un bar situado en una plaza totalmente desierta. Los niños han correteado a sus anchas y he comido tranquila, creo, que por primera vez desde que soy BI-mamá.

Hay pueblos que son más interesantes, estoy segura de eso, pero Montgat hoy nos ofreció una cosa que deseábamos de verdad: ¡¡tranquilidad!!

personal, Sin categoría

Depresión.

Hola,

Me llamo Meritxell, soy mamá y tengo tendencia a la depresión.

Por lo que he podido investigar, prácticamente todo mi linaje materno lo tiene. Mi bisabuela ( a la que no llegué a conocer) tuvo intentos de suicidios y autoliticos, mi abuela, la mujer que me trajo al mundo, y yo también.

Padecer depresión, desde mi experiencia y punto de vista tiene dos vertientes. La falta de serotonina, y lo que esperamos de nosotros mismos. Esto no lo ha dicho ningún psicólogo, es lo que digo yo después de conocerme, y conocer los casos más cercanos.

Padecer depresión no es ninguna tontería, y es un tema muy tabú a día de hoy, y es por eso que quiero, deseo y necesito escribir este post hoy.

Las personas que padecen depresión, temen de asumir su problema por compararlo con algún tipo de “locura”. Hoy, vengo a desmentir eso.

La depresión es una enfermedad. Punto. Y como enfermedad se ha de tratar adecuadamente.

La primera vez que sentí síntomas de depresión fue en el 2015. Los últimos años habían sido muy tensos, había vivido al límite, me había exprimido. Cuando por fin encontré la estabilidad, y se supone que debía estar más feliz que nunca, caí en depresión. Un psicólogo más adelante me dijo que, cuando una persona vive al límite mentalmente, la mente se bloquea y aparentemente la persona es una roca sentimental, pero al experimentar “relajación” todo lo malo viene así de repente y de manera más intensa. Empecé a volverme irritable, no tenía ilusión por nada, empecé a descuidar mi imagen, me centraba más en lo negativo que en lo positivo de las situaciones, y me enclaustraba en casa por varios días. No me reconocía a mi misma. La cosa cada vez iba a más, pensamientos más negativos. Cuanto peor me encontraba conmigo misma, peor estaba con Papi: discutíamos a menudo, aunque ahora me doy cuenta de todos los esfuerzos que él hizo para mantenernos unidos a pesar de todo, el se armaba de paciencia, pero yo siempre encontraba la manera de discutir. Lo que hacía acrecentar mi malestar. Y un día…exploté. 

Fue un día que Papi y yo habíamos discutido, y yo me había puesto demasiado nerviosa, así que decidió llevarse a Marc. Sola, en mi habitación a oscuras, los pensamientos negativos se sucedían con más fuerza que nunca. Y entonces, sin dudarlo cogí unos diazepam que tenía guardados para no me acuerdo el que, y me los tomé. Sin pensar. Los mezclé con alcohol para que el efecto fuese más fuerte y acabar con todo más rápido.

Afortunadamente ( en ese momento no pensé lo mismo) desperté horas más tarde en el Clínico. El susto que se había llevado Papi había sido grande. Y más mi desilusión al despertarme con una vía puesta. Me pasaron ese mismo día a psiquiatría, donde me derivaron a un CESMA, que, no hizo demasiado efecto. Poco tiempo antes fue que había encontrado el voluntariado que a día de hoy sigo haciendo, que cuenta con especialistas en salud mental y uno de ellos decidió ayudarme.

av0eca76b00425d1e6023

Al tiempo dejé la medicación que me habían recetado en el CESMA y empecé a trabajar en mi misma. En conocer mis emociones, mis síntomas, en ayudar a mi niña interior a resolver sus traumas, en trabajar mi autoestima. Empecé a establecer relaciones de amistad, y cultivar su crecimiento como si de hermosas plantas y flores se trataran. Me centré en mi hijo, y en Papi. En como mejorar la relación. Encontré un trabajo. Descubrí cosas que me gustan y empecé a dedicarme tiempo para mi a solas también entre todo lo anterior.

La calidad de mi vida mejoró tanto, que empecé a experimentar felicidad. Pero felicidad de la de verdad, esa en la que disfrutas de las cosas pequeñas. De los sentimientos que sientes y recibes. Empecé a disfrutar del tiempo que pasaba con los míos ( familia y amigos), a darle valor a detalles que poco tenían que ver con lo material.

Me aventuraría a decir, que yo he experimentado en ocasiones una felicidad plena, y que aspiro a sentirme así más a menudo.

Pero como dije al principio..tengo tendencia a la depresión. Eso significa que, de vez en cuando, mi nivel de serotonina baja. Y eso no lo puedo controlar.

Pero igual que no puedo controlarlo, y mi estado de animo empeora cuando eso sucede, si que existen técnicas que hacen que los efectos de ese cambio hormonal sea efímero y discreto.

Para empezar, centrarme en lo bueno. Ya que de buenas a primeras no me va a salir, cuento con la ayuda de mis amigos y de Papi. Un café con los amigos, una charla en el balcón recordando buenos momentos, momentos divertidos, anécdotas graciosas. El humor es de las mejores terapias para la depresión.

No estoy sola. Rodearse con gente que te apoye es vital para superar esos momentos de bajón. Como dije, en su día con mi”gran depresión” Papi estuvo a la altura llenándose de paciencia y de valor. Ahora no solo tengo a Papi, si no a buenos amigos que solo con decir ‘me siento triste’ enseguida aparecen en casa. También tengo a mis tíos, que aunque viven lejos, no dudan en coger el coche para visitarme cuando lo necesito. Y a mi suegra amada, que a pesar de la diferencia horaria, es capaz de levantarse de madrugada si algo necesitamos cualquiera de nosotros, incluso yo a pesar de no ser “ de su sangre”.

Conocer tus puntos fuertes. Hay quien le funciona comer dulce. Hacer ejercicio. Escribir. Coser. Hay mil formas de evadir la mente. Sólo tienes que conocerte bien y saber qué es eso que es capaz de concentrarte tanto, que es capaz de hacerte olvidar tu tristeza. En mi caso me funcionan varias cosas, entre ellas una sesión de cine sola o acompañada y la costura, de la que han salido verdaderas obras de arte en mis momentos de bajón.

Sal a la calle y respira aire puro. Una de las cosas que no falla en la persona depresiva es las pocas ganas de salir. Curiosamente la luz del sol nos puede animar mucho, así que aunque tengamos 0 ganas de salir a la calle, un paseo, y más si conseguimos ir a un lugar tranquilo, nos ayudará a despejar nuestra mente.

Aunque tenga tendencia a la depresión, y siempre la vaya a tener, no pienso dejar que esta enfermedad pueda conmigo. Si estás leyendo esto y te sientes identificada, toma medidas: visita un terapeuta de salud mental, conócete a ti misma y…¡lucha, lucha por tu felicidad!

 

 

Sin categoría

¡Marc cumple 5!

Y estoy que no me lo creo…

5 años.. 60 meses..1825 días..43800 horas, 2628000 minutos juntos.

Cuando nació no me imaginaba que el tiempo correría tan, tan rápido! Yo tenía un conejito de 3 kilos y 310 gramos… de 50 centímetros.. y ahora tengo un niño de metro diez y 20 kilos.

Yo tenía un bebé que dependía de mi para todo..para ser abrigado..protegido..para comer, para ser aseado.. Y ahora.. tengo un niño que cada vez me necesita menos, que ya se hace sus propios desayunos y meriendas, que se baña solo, que ya nisiquiera me coge de la mano cuando vamos caminando por la calle porqué ” es un niño grande”.

Pero esto es la vida…esto es la maternidad… ver a tus hijos crecer, desarrollarse, verlos ser cada vez más independientes… Criarlos..que eso no es fácil…con mil dudas, pero con un millón de alegrías.

” Mi niño, te deseo que podamos cumplir muchos, muchos, muchos más años juntos. Quiero seguir viéndote crecer, ver como defines tu personalidad, quiero seguir amándote todos los días… Mi niño.. ya cumples 5, y aunque aparentemente son “sólo” 5, para mi es ” ya son 5″, 5 años, todos los días y todas las noches viviendo por ti y para ti. Tu me iniciaste en ésta locura llamada maternidad. Me enseñaste lo que es el amor verdadero e incondicional, me enseñaste lo que es el verdadero sacrificio, y me enseñaste que sacrificarte por los que de verdad amas, es, simplemente, un regalo.

Me encanta verte dormir…con esa carita que tienes aún de bebé…me encantan tus detalles, tus besos, que te acurruques a mi lado en la madrugada, me encanta tu sonrisa, me llena de orgullo ver lo sociable, amigable y compañero que eres, amo cada centímetro tuyo…mi niño..lo eres todo. Y aunque aún no entiendas con exactitud todo esto que te escribo…sólo..de momento quédate con nuestro juego…del que espero que te acuerdes por muchos más años”.

‘ Te quiero hasta Francia, y de ahí hasta Portugal, y de ahí hasta Cuba, y de ahí hasta la luna, y de la luna…hasta Júpiter, Neptuno y Plutón…y de ahí hasta nuestra casa”.

Sin categoría

¿ Que pasa con el sexo cuando se tienen hijos?

Una de las cosas que cambian irremediablemente cuando se tienen hijos es la intimidad de la pareja. Es cierto que como pareja podemos poner más o menos de nuestra parte para tener ratos a solas, pero, es más cierto aún que el verdadero ritmo una vez que hay niños en casa, depende de ellos y no absolutamente de nosotros.

El sexo es algo vital en una pareja. Que si… hay parejas asexuales, o hay parejas que, por algún tipo de enfermedad no puedan mantener relaciones sexuales completas, pero, una pareja sana, y más si son jóvenes suele mantener sexo con una cierta regularidad.

¿ Y que pasa cuando los niños llegan ?

Eso depende de cada persona, su energía, las ganas que le pongan a tener encuentros, la relación de pareja…y..también depende los niños: cómo duermen, cada cuánto se despiertan, si enferman mucho..
También depende del trabajo, de si los horarios son compatibles, de si es un trabajo que requiere esfuerzo y cómo de cansados llegamos a casa.

Si antes era más fácil compatibilizar todos esos factores ( cansancio, trabajo, tiempo libre…) con los niños se pone un poquito más difícil, sobre todo si  duermen poco y mal, o tienen mucho apego a sus padres ( en cuanto se separan de ellos, ellos se despiertan y/ o los buscan constantemente).

Cómo madre, mujer y esposa de Papi creo que es muy importante buscar el momento. Que, puede no ser cómo querríamos. A lo mejor se deben posponer por un tiempo ( ejem..por un par de años..) la noches románticas, y dejar paso a los encuentros furtivos en la cocina, en el lavabo, o en el sofá cuando los niños recién se duermen..
Sea como sea, es importante recalcar que el sexo es una “necesidad” física y que, aunque somos muchos los que le damos un valor sentimental al acto, hay otras muchas mil formas de decir: ¡ Hey ! estoy aquí, te quiero, te necesito , te amo. Que si el sexo tiene que ser rápido y furtivo, se puede compensar con una sesión de masaje en la noche, o en la tarde, porqué para eso no importa si los niños duermen o no.

¿ Cómo podemos planificar momentos a solas con nuestro marido o mujer?

Con niños es muy difícil planificar. ¡Pero se puede! basta con proponernos… hoy, sí o sí, voy a hacer el amor… aunque me tenga que quedar despierta hasta las 2.AM! Recordemos…echemos atrás la vista al tiempo…¿ acaso en nuestros inicios de pareja no nos esforzábamos más por buscar momentos de intimidad? ¿ que es lo que ha cambiado ? ¿ que tenemos niños que nos hacen madrugar y trasnochar? pero..¿ acaso no nos merecemos un momento a solas con nuestra pareja? ¿ acaso nuestra pareja no se merece un rato a solas con nosotros?

Otra cosa que podemos hacer es marcar “un día en pareja”, ese día, los niños lo pasan con los abuelos, tíos, una amiga, una canguro, una ludoteca.. que si…que a muchas se que os invade el sentimiento de culpabilidad, y a mi, también me pasaba..pero…me di cuenta, que mis hijos lo pasaban bien, ( en nuestro caso Marc se quedaba en ludotecas..y ahora con Pablito contamos con una canguro de confianza), y que a nosotros esas horas a solas nos revitalizaban. Nos unían, y volvíamos con muchas más fuerzas a darlo todo en esta locura llamada “crianza” !