maternidad, Sin categoría

Gana un pequeño extra realizando encuestas

No, no es SPAM! pero los que me conocen saben que trato de ganarme un extra hasta debajo de las piedras, que el dinero nunca está de más, y si es fácil de conseguir…pues mejor, ¿ no ?

Hace ya un par de semanas que mi amiga Esther, si, la Youtuber, me propuso ir a un estudio de mercado de pediasure. 20 minutos de encuesta por 30 euros, no está mal, no?
Yo había visto muchas veces anuncios así: quieres participar en una encuesta y ganar una tarjeta regalo? pero no me fiaba. Esta vez, como me lo dijo una amiga, pues decidí ir. Y ¡ que descubrimiento !

Efectivamente, entrar y salir fueron 20 minutos, nos bebimos marc y yo unos batidos y los valoramos. Nos regalaron una tarjeta para canjear en carrefour con valor de 30 euros. Lo que veo estupendo de cara a estas navidades. Llegue a casa y empezé a googlear, y entonces, llegué al kit de la cuestión. ¡ Gana dinero contestando encuestas ! y yo, desconfiada como siempre empecé a meterme en foros de opinión. Así llegue a Toluna y a Centro de Opinión, dos páginas fiables de encuestas pagadas.

¿ Cómo funcionan ?

descarga.jpegLo primero que haces es dar tu info: donde vives, si trabajas o eres ama de casa, cuantos hijos tienes, que ordenadores y moviles utilizas…eso hará que pases por un filtro y así, poder realizar encuestas afines a ti.

Una vez dada de alta, te irán enviando encuestas a tu correo, o también puedes darle click a “realizar encuesta”, y si hay alguna disponible, la realizas, y si das el perfil, ganas puntos, que más tarde se convertirán en dinero por Paypal o tarjetas de amazon, itunes o demás ( a elegir tu).

Vaaaale…no es todo rosa. Para ganar ayer 10 euros realizé 50 encuestas, que es equivalente a un par de horas. Demasiado tiempo para tan poco dinero. PERO, no tienes porqué pasarte el día haciendo encuestas! puedes hacer las que tu tiempo libre o ganas te dejen e ir acumulando. A cuantas mas encuestas mas dinero, por supuesto, pero, en mi caso, creo que me lo voy a tomar como un “mata ratos aburridos”. Si lo miramos bien, tampoco está tan mal. Una hora de encuestas al día = 5 euros ( aproximadamente), una hora semanal de encuestas = 35 euros. Por la face.

( Que conste, que si estoy escribiendo todo esto es porqué ya he canjeado mis 10 euros en Amazon de forma satisfactoria )!

¿ sabias de su existencia ?

¡ Espero que este post le sirva de ayuda a alguna mami que quiera ganarse un pequeño extra sin esforzarse demasiado !

Anuncios
crianza, familia, maternidad, Sin categoría

La madre que NO soy.

Madres las hay de todo tipo.
Las hay muy educadas, y otras malhabladas. Las hay pulcras, y otras más dejadas. Hay madres que priorizan a sus hijos siempre y otras que analizan la situación antes de dejarlo todo de lado ante la llamada de su hijo.  Hay madres que van para arriba y para abajo estresadas por falta de tiempo en su vida, y otras que pueden, o saben tomarse la vida con más calma.

Hoy me gustaría describirme pero desde la parte de la balanza de las cosas que no hago.

Y entonces…¿ que clase de madre no soy ?

No soy la madre que verás en el parque a diario. Me gusta pasar las tardes al aire libre, pero odio los parques. Aún así entiendo que mis hijos tienen que ir, y vamos 3 o 4 veces a la semana, pero…¿ cada día? ¡ ni loca

No soy una madre excesivamente preocupada por la alimentación. Que si, que mis niños toman lácteos, cereales e hidratatos de carbono a diario, carne y pescado día si día no, y hasta comen carne roja una vez cada 10 días . Sus 4 o 5 raciones diarias de verdura y frutas y trato de que beban la máxima agua posible. Pero también les permito comer dulces, ganchitos, patatas fritas, palomitas, y vamos al McDonalds, dos veces al mes seguro.

Soy una madre que no se siente mal por el punto anterior. 

– Soy de esas madres que no compran demasiada ropa. Más bien la aprovecho hasta que no da más de si. Si el pantalón se ensucia y no se va la mancha, será perfecto para ir a la montaña. Si un chandal se rompe o queda pequeño, ideal de pijama.

– Soy de esas madres que no acuden a la primera llamada de sus hijos. Sobretodo si es de noche. De hecho me haré la remolona a ver si se duermen antes de que me tenga que levantar…( cosa que raramente sucede).

– Soy de esas madres que no compran demasiados juguetes, ni libros. En cambio invierto mucho en material como cartones, cartulinas y rotuladores, cualquier cosa que sirva para despertar la imaginación. Y los libros, de la biblioteca, que luego se acumulan en casa y no hay dónde meterlos..

No soy de esas madres que lleva a sus hijos impecables. Tampoco es que me den otra opción. Me han salido muy salvajes. Todo lo que ensucie les gusta. Y, aunque sea técnicamente improbable una mancha, ellos encontrarán la forma.

No suelo ser una madre previsora. A menudo tengo que comprar pañales o toallitas extras, porque “ese” día se me olvidaron ponerlos en la mochila del carro.

A estas alturas seguro que te estás planteando si llamar a servicios sociales…pero sigue leyendo.

No soy una madre que ignore los pequeños detalles. Cada beso, abrazo, dibujo o te quiero son, para mi el mayor de los regalos.

No soy una madre que atrase el desarrollo de sus hijos haciéndoles todo. Marc ya sabe hacerse el desayuno, vestirse y desvestirse completamente, ducharse y lavar sus dientes,  preparar su mochila para ir al colegio… Y, aunque parezca que le enseño para ahorrarme trabajo ( que también), el se siente súper orgulloso de si mismo.

No soy una madre que de importancia a las cosas malas. Me encanta el refuerzo positivo y lo aplico en medida de lo posible. A pesar de que la palabra mágica de éste apartado es “no”, es algo puntual. Hace tiempo que descubrí que con refuerzo positivo se consigue mucho más. Aunque también hay disciplina, castigos y alguna que otra reprimenda.

No soy una teléfono-adicta. El tiempo con mis hijos es solamente nuestros. O no llevo teléfono, o lo llevo en modo avión. Me gusta pasar tiempo de calidad.

En definitiva. Soy una madre común, con mis cosas buenas y malas depende los ojos que me vean y su estilo de crianza. Seguro que podría hacerlo mejor…aunque también peor, y SÉ que para mis hijos, soy la mejor mamá del mundo!

crianza, familia, maternidad, Sin categoría

¿Debería ser la crianza exclusiva de los padres?

Antes de entrar en el tema en sí, me gustaría dar la definición de una palabra que, a mi punto de vista tiene mucho que ver con “familia”.
Ésa palabra es tribu. 

Se entiende por tribu: Grupo social cuyos integrantes comparten un mismo origen, así como ciertas costumbres y tradiciones. 
El concepto de tribu surge a partir de la asociación de varias familias que habitan un determinado territorio. La tribu permite la socialización y la perduración de los valores.

Durante la maternidad muchas mujeres ( y algunos hombres…por desgracia no es un tema que aun esté 50%), quedan alejadas de sus círculos sociales. La crianza de un niño no suele ser fácil, y, si además la pareja se encuentra sola en un lugar determinado ( por lejanía o ausencia de la familia) se puede hacer muy cuesta arriba.

Mientras trataba de criar a Marc cuando era un bebé, pensaba que ese peso debía caer exclusivamente en mi, que era la que lo había parido, y no tiraba de ayuda extra nada más que lo necesario y cuando no me quedaba otra alternativa viable. La verdad es que ahora no entiendo cómo es que no acabé majareta perdida. Supongo que la mente es inteligente y en momentos de tensión se mantiene ahí, luchando.

Cuando fui a Cuba por primera vez, mi cuñada se moría de ganas de llevarme “de rumba”, pero yo estaba muy reacia a dejar a Marc solo. Sentía que él debía estar conmigo 24/7. Mi suegra nunca entendió porqué no me tomaba unas horas para mi y para mi distracción. Los días iban pasando y yo empecé a conocer primos, sobrinos, tíos, vecinos…y entonces, cómo caído del cielo, entendí de repente el concepto de familia, y el de tribu. Allí lxs niñxs no son criados solamente por sus padres. Obvio que las normas y valores principales son transmitidos por los padres, y lo que dicen ellos es lo que prima por encima de todo, pero después hay una familia y vecinos dispuestos a echar un cable, a ayudar incondicionalmente, a participar activamente en la crianza de todos los niños que se encuentren alrededor. Y creerme…¡ es tan bonito !

15 días tardé en coger la confianza suficiente cómo para dejar la noche completa a Marc a cargo de su abuela y darme una buena fiesta. Y fue como un punto de inflexión en mi maternidad. A partir de ese día permití que si mi cuñada y su novio se lo querían llevar a ver el beisbol, se lo llevaran. El año pasado incluso se quedó a dormir en casa de unos primitos, y en otra ocasión fueron los primitos quienes vinieron a casa de mi suegra.

¿ Que ventajas ofrece una crianza compartida ?

.Los niños saben que tienen unos padres que les ofrecen valores y normas. Pero también crecen sabiendo que hay una familia, que incluye gente que no es de sangre que les quieren mucho y en los que pueden confiar.

. Implicar a otras personas en la crianza de tu hijo ( abuelos, tios, primos…), significa tener otros puntos de vista sobre un mismo tema.

¿ Alguna desventaja?

Lo único que encuentro como “poco ventajoso” es que tendrás que compartir más a tu hijx…porqué quizá haya algo que quiera hacer exclusivamente con un tío o tía, o algún lugar donde solamente quiera compartir con sus abuelos. Pero eso…¿ enserio es una desventaja?

Definitivamente y después de haberme tomado la maternidad solamente para mi y haberla “compartido”,¡ me quedo con la opción de que más gente me ayude en mi camino como madre!

crianza, familia, maternidad, Sin categoría

Extraescolares, ¿ si o no ?

Hasta el año pasado la palabra extraescolar me producía escalofríos. No podía evitar pensar que era, para muchos padres, una forma más de llenar “huecos” en la vida de sus hijos…¡ cómo si no hubiesen mil cosas que hacer en familia ! Pero, como no, y desde hace años, la maternidad vino para callarme la boca.

Éste año apuntamos a extraescolar a Marc. Los viernes hora y media. Que vale, que no es mucho, pero sólo tiene 4 años y ¡creo que es más que suficiente! Es un centro que hace música, fútbol, básquet, cocina, inglés o francés. Pero a partir de los 6 años. Hasta esa edad, los niños van y prueban cada semana lo que mas les guste. Por ejemplo Marc se declina más para el fúbol y para la cocina.

El primer día que dejé a Marc en la puerta del centro, me fui con pena y no veía la hora de que llegase la hora de recogerlo. Pobre, mi niño abandonado… Pero, hora y media mas tarde salió TAN feliz!! Además de ir viendo lo mucho que ha aprendido, y que se ha desarrollado. Ha hecho muchos amigos, y además está “repasando” los valores que se le enseñan en casa y en el cole, como son compartir, empatizar, el trabajo en equipo y la colaboración. 

Él está muy contento de ver que tiene a sus amigos del cole, y a sus amigos del “casal”, además de sus amiguitos del parque. ¡Cuenta los días para que llegue el viernes! Y, aunque no me gusta perderme hora y media de mi niño, y más en viernes, sé que el disfruta, y se lo pasa pipa!

Como he dicho al principio, otra vez la maternidad me ha hecho hacer algo que hace a penas un año casi repudiaba.

¿ Vuestros hij@s hacen algun extraescolar ?
Aunque no es algo necesario, ¿ creéis que es bueno para el desarrollo del niño o es algo totalmente prescindible?

 

Sin categoría

Techo y comida. El sinvivir real de una madre soltera.

techo_y_comida-435476052-large

Las madres solteras, sin ningún tipo de ayuda, para mi son, simplemente seres maravillosos dignos de admirar. Por desgracia, una madre soltera sin apoyos está ( casi) destinada a un fracaso semi permanente si no tiene un golpe de suerte que la ayude a prosperar.

 

La protagonista de esta película es una mamá soltera de un niño de 8 años. Residente en Jerez de la Frontera, la película narra su día a día en la lucha de salir adelante y sobrevivir a una situación por la que pasan muchas personas tanto en España, como en todos los países del mundo.

Trailer aquí:

www.youtube.com/watch?v=rM-b1Fc6j6s

maternidad, Sin categoría

Vuelta gradual al trabajo

Poco a poco las cosas vuelven a su normalidad. Pablo ya tiene 10 meses y, a mi pesar, creo que es el momento ideal para empezar de nuevo a trabajar. Ya hace unas semanas que trabajo en turno de noche los fines de semana. Ahora, empezaré a cubrir todas las vísperas de festivos, es decir, la noche anterior a un día festivo. Y, además, ayer me propusieron trabajar un día más a la semana.

Hasta ahora he compatibilizado el paro con mi trabajo, pero, con la cantidad de días que voy a trabajar ahora supero el salario y el paro se me queda estancado ( aunque, mejor, así sigo acumulando).

Bastante he tratado de que esto no sucediera. Trabajando en el diseño web desde casa, con unas ganancias promedio de 200/300 euros al mes. Está bien como extra, pero necesito algo más. Por supuesto seguiré haciéndolo.
También con la creación de Mimosidades, una tienda online de productos para bebés hechos a mano. No me ha dado más de unos 50/60 euros al mes de promedio. Nada rentable, aunque he de decir que me he aficcionado a esto de la costura y, si surge algún pedido lo haré también, por supuesto.

La verdad es que me siento bien ante esta nueva etapa. Los días que trabajo me sientan muy bien, socializo, salgo y me siento productiva. Aunque al día siguiente, por supuesto, estoy hecha polvo, y es que los niños no saben de horarios.
Me siento afortunada, de no tener que meter a pablito por el momento en una guardería, de que el salario se me quede completamente limpio, y que , aunque más cansada, mi día a día vaya a seguir siendo igual que hasta ahora.

¡Y ahora, a empezar esta etapa con alegría, energía y positivismo!

images (1)