crianza, familia, maternidad, Sin categoría

A veces me miran…

 

 

Y lo noto. Y me hago la tonta. O respondo con una sonrisa. A veces con una mirada desafiante esperando a que la otra persona se atreva o no a decir algo. Depende mi estado de ánimo. A veces paso de todo, a veces lo entiendo y otras me afecta. Así es mi maternidad. Así es ser madre “excesivamente” joven.

A veces alguna persona atrevida se acerca y me pregunta : ¿ Son tuyos o solamente los cuidas ? Eres la canguro…¿ verdad ? Pareces muy joven. ¡ Tan joven y ya dos niños ! y así un largo etcétera .

Y la pregunta estrella es: ¿ Y que tal es ser madre a los 20 ? Y entonces me pregunto…¿ Porqué no me preguntan que qué tal es ser madre primeriza ? O ahora que tengo dos, ¿ que tal llevo la bi-maternidad ? Acaso debo llevarlo mejor o peor que una mujer de 30 años ? ¿ De 40 ? ¿ Son mis miedos, mis preocupaciones, mis dudas diferentes a las de una madre más mayor que yo ? Si hago algo mal, lo achacan a la edad, y no al hecho de que somos personas, y como tal aprendemos en base a errores que cometemos. Y eso pasa a cualquier edad.

Pero no es todo malo. Hay gente dispuesta a sacar lo mejor de sus palabras y me saltan un: cuando tengas 40 y ellos 20…¡ tu seguirás siendo joven ! ¡ que bueno que hayas sido mamá a los 20 ! Mujeres más adultas que yo diciendo…¡hayyyy si volviese atrás los hubiese tenido a tu edad!  Por desgracia, estas frases de apoyo y comprensión se escuchan mucho menos que las críticas.

Y yo respondo a la famosa pregunta: ¿ Que tal es ser madre a los 20 ?

PARA MI, es increíble. A veces me frustro. A veces la cago. También lloro encerrada en en el lavabo, a veces dejo a los niños con papá y me voy con mis amigos porqué me falta el aire, a veces siento que no puedo y que no lo hago todo lo bien que quisiera. A veces tengo dudas. A veces me enfado. A veces me planteo enviar a mi hijo unos meses con su abuela ( total, yo pasaba los veranos enteros en casa de la mía y estoy segura de que a quien me trajo al mundo le venía muy bien) . A veces me planteo si debería haber esperado más para ser madre.

PERO, todo eso es a veces, momentos de flaquezas que, por suerte he descubierto que todas las madres tenemos. He tenido la suerte de conocer y tratar con madres REALES que sienten y comparten los mismos sentimientos que yo.

La otra gran mayoría de veces me levanto y miro sus caritas sonrientes y me siento la mujer más afortunada del mundo. Disfruto de lo mínimo, como puede ser tostar el pan junto a mi hijo y que el se sienta un chef de primera por ponerle la mantequilla a ese pan tostado. Me siento feliz de verlos crecer a diario. De ver lo rápido que se les queda pequeña la ropa y darme cuenta del tiempo que exprimimos juntos. Me siento afortunada de poder construir la infancia de dos niños y ser yo esa creadora. Está en mis manos que su día sea un día increíble disfrutando con ellos. Me siento orgullosa de sus logros. De como mi bebé consigue mantenerse sentado por fin, o comer solo con sus manitas con a penas 7 meses. Y como mi niño grande, ha aprendido a hacer nudos en los cordones y a escribir algunas palabras sencillas. Me siento agradecida a mi hijo mayor, que fue quien me abrió los ojos y me dio fuerzas y valor para alejarme de la gente que no me convenía y me enseñó a tragar mi orgullo.

Así que, por todo esto. Por todo lo bueno y por todo lo malo. Ser madre, independientemente de si es a los 20, 30, 40 o más, es una montaña rusa de sentimientos. Es un coctel que hay que digerir poco a poco y con calma para disfrutarlo. Es un derecho que toda mujer que quiera y desee ser madre debería poder disfrutar.

Para mi, ser madre, es mi proyecto de vida más importante.

20376100_10209542306936369_393302588615516113_n

 

crianza, excursiones, familia, maternidad, Sin categoría

Tres piscinas que no te puedes perder si estás en Barcelona este verano.

Mamás y Papás que estéis en Barcelona… ¡ traigo buenas noticias !

Si tenéis peques de entre 0 y 5 años ( o un poco más grandes quizá…) teneis dos increíbles piscinas con las 3 B ( buenas, bonitas y baratas!!!).
Si vuestro/a peque ya sabe nadar…hay una tercera opción!

¿ Queréis saberlas?

  1. Parc de les Aigues.

    Situado en Roger de Lluria/ Consell de Cent, es de los típicos jardines escondidos entre las islas de edificios tan típicas del Eixample…sólo que este jardín..¡ no tiene plantas y flores!, en cambio, te encontrarás una muy mini playa artificial y una piscina!! 
    La piscina tiene una profundidad máxima de 60 centímetros. ( aún así, aprovecho para recordar que SIEMPRE hay que vigilar a los peques cuando estén en el agua).
    Su precio es de 1,55 y se empieza a pagar a partir del año de edad.
    La piscina dispone de juguetes propios, así que solo tenéis que procurar llevar toalla, crema solar y bañador.
    images

  2. Parc de la creueta del coll.

Es la versión grande de la piscina anterior. Es una piscina enooooorme pero poco profunda ( creo que esta llega sobre los 80 cm…) aunque se mantiene a 50 cm en casi toda la piscina.
Tiene un precio de 2,25 por persona y dispone de cesped, zona de picnic, y…a las 5 p.m sacan unos kayak!! y SON GRATIS! Puedes llegar con el autobús v17.

parc-creueta-coll-sol-chillida-fonts-barcelona-pf-c1

3. Si vuestros peques ya son grandes y necesitan piscinas profundas, ¡ no os preocupeis si vais justos de dinero! La piscina de Can Mercader ( situada en el parque de can mercader en Hospitalet de Llobregat) cuesta, solamente, 2 euros a partir de las 5 de la tarde! Dispone de zona de picnic, piscina infantil y piscina grande.

534_PISCINA_CANMERCADER_20130626-16750

 

Así que si es por el precio..( que ya sabemos que por norma general las piscinas de verano son MUY caras), ya tenÉis solución!

¿ Conocías estas piscinas ? ¿ Irás a alguna de ellas este verano?

Sin categoría

Abuelos en la distancia. Como favorecer los vínculos.

Vivimos en un mundo migratorio. Nos movemos, viajamos…y a veces nos quedamos demasiado lejos de los padres. A veces, formamos familia poniendo demasiada tierra o mar de por medio entre quien nos crió y a quienes vamos a criar.

La abuela de mis niños vive en Cuba. Demasiado lejos, y demasiados problemas. Cuba es un país que aunque avanza poco a poco ( sin estresarse, que es Cuba), aún le queda mucho por llegar a ser tan tecnológicamente avanzado como los países más desarrollados. Además, es de los países donde más caro es llamar, saliendo la llamada más barata sobre el euro y pico y los dos euros el minuto, así, que llamar a diario queda totalmente descartado.

Pero entonces…en estas circunstancias ¿ como mantener vivo el vínculo abuela-nieto?

  • Es importante tener presente a la yaya a diario y en cualquier momento. Le hablamos a menudo sobre su abuela, sobre sus tíos, tías y primos. Cuando hace algún dibujo ( ¡cuando llamemos a la yaya por cámara se lo vamos a enseñar!), cuando aprende una canción (¡ como le va a encantar a tu tía que le cantes esa canción…!)
  • Fotos, muchas fotos. De aquí para allí y de allá para acá. Es importante mantener un feedback diario o casi diario.
  • Llamadas de voz/ cámara. Para eso podemos usar aplicaciones como WhatsApp, IMO, Messenger de Facebook y Skype. Llamadas de voz las tenemos semanales, pero a diario vemos a la familia por cámara!
  • Dejar interactuar a la familia libremente. A veces dejamos a Marc y a su abuela/tíos/primos hablando solos en la habitación. A el le encanta ese momento de intimidad con su abuela, a veces le enseña alguna cosa ( como el nombre de los dedos) y sale súper contento de la habitación para mostrarnos lo que le acaban de enseñar.

Otras cosas para mantener el vínculo es tratar de que vengan temporalmente familiares. Con la yaya aún no hemos tenido suerte pero hemos tenido el placer de tener a un tío dos veces en casa. Seguimos luchando para conseguir que la yaya o su tita preferida vengan.

Ir nosotros e involucrar a los niños en la planificación del viaje, dónde vamos a ir, y qué regalos vamos a llevar.

Desde luego, la distancia no puede ser impedimento para que los familiares no se involucren en la crianza de un miembro de la familia, y nosotros, como padres tenemos que luchar para que el vínculo de abuela/o-nieto/a no se pierda!

¿ Tenéis familia en la distancia ? ¿ Cómo lo gestionáis?

 

Sin categoría

Lo que sucedió cuando dejé de comprar juguetes

En 4 años de maternidad he aprendido ( y he tenido que desaprender) muchas cosas. Cuando Marc era un bebé, no le hacía nada de caso a sus juguetes ( como el 99% de los niños…). Así que decidí no comprar demasiadas cosas que iban a quedar sin usar. Marc jugaba con cosas cotidianas, con tuppers, cajas, botellas, cucharas…incluso con su ropa y zapatos. Al crecer y empezar a demostrar interés por los juguetes cuando íbamos al parque, playa etc…volví a coger el hábito de comprar. El problema es que me malacostumbré y lo malacostumbré a el.

Por norma general, tenía dos épocas donde compraba “juguetes buenos”, es decir, de los caros y resistentes : en navidad y en su cumpleaños. El resto de meses, eran juguetes del “chino”, que, cuando se rompían/perdían eran reemplazados por más juguetes del chino. Y ahí fue donde cometí el garrafal error. 

Cuando un niño tiene 2, 3, 4…incluso me aventuraría a decir edades más avanzadas como 7 u 8 años, no saben el valor de las cosas. Lo único que saben es que mamá/papá le compran juguetes por doquier, y que no importa si se rompen porqué al día siguiente se le comprarán más. No entienden si el juguete cuesta 1 euro, 10 o 100. Y por supuesto no entienden el esfuerzo que les puede costar a los padres porqué lo único que ven es que pueden tener juguetes nuevos a diario, o casi.

Para intentar que Marc valorase un poco sus juguetes probé de todo. Explicarle. Enfadarme. Castigarlo sin jugar. Guardarle los juguetes. Tirarlos a la basura. Nada servía. Así que decidimos ser tajantes y decir, ” hasta aquí”.

Pero…¿ que padre no compra absolutamente ningún juguete nunca jamás? Papi y yo establecimos una pauta. Se le compraría un juguete al mes. Solo uno. Si duraba, bien, si no….también.

Ya llevamos muchos meses con esta pauta y estamos muy contentos. Marc NO ha aprendido a valorar más los juguetes aún, en lo que se refiere a “tratarlos bien”. A Marc le encanta romperlo todo y despedezar sus coches, abrirles el motor, quitarle las ruedas…enfin, que parece que va para mecánico el chico. Pero igual que digo que sigue rompiendo sus juguetes, diré que una vez rotos ya no los ignora. Sigue jugando con ellos. Y si los ha roto, encuentra la forma de “arreglarlos” . Un ejemplo que me parece gracioso fue el día que rompió su coche de la patrulla canina….el pobre coche se quedó sin las ruedas traseras…y el tío se las ingenió para poner dos tapas de botellas de plástico donde habían ido anteriormente las ruedas! ¿ Y sabéis? ¡ Funciona ! Y sigue jugando.

Y entonces…¿ que ha pasado después de negarme a comprar juguetes ?

  • Marc desarrolla mejor la imaginación. Ha vuelto a jugar con cosas como cajas de cartón, globos, servilletas…la lana que me sobra de tejer..
  • Aunque al principio pasó por un “sindrome de desintoxicación” : cuándo íbamos por la calle era un “quiero esto, quiero esto otro” constante/ ahora es capaz de gestionar sus deseos y no enfadarse ante nuestra negativa a comprarle juguetes.
  • Juega más y mejor con los juguetes que tiene.
  • Hemos notado un ahorro económico importante ( 2 euros por juguete, unos 20 días al mes…) haced cuentas.

¿ Como gestionais vosotr@s la compra de juguetes ? ¿ Creéis que vivimos en un mundo demasiado materialista?

maternidad, Sin categoría

Mi rutina de belleza como mami estresada

Ciertamente la maternidad nos aporta muchas cosas, y nos quita otras también. Hasta que no me convertí en madre no me había dado cuenta del mucho tiempo que malgastamos ( entiéndase por malgastar el no saber aprovecharlo o disfrutarlo. Exprimir experiencias), y lo difícil que puede ser en ocasiones hacer cosas tan básicas como dedicarnos tiempo a nosotras mismas, cómo mimarnos, ponernos guapas.

Hay mujeres que ni se maquillaban antes, ni después de haber tenido niños. Pero otras iban divinas antes de ser mamis e incluso durante la gestación, y una vez nació el baby se dejan completamente. ( y otras que nunca perdieron ese tiempo consigo mismas).

Creo que, el grupo de mamás que peor lo puede llegar a pasar en su primer tiempo como madre son las del grupo que después de ser mamás se abandonaron a si mismas. ¿ Por qué? Porqué a parte de todo lo que implica ser mamá ( noches en vela, estrés, hormonas alteradas, frustración al no saber qué les pasa cuando lloran, etc…) se añade el extra de la pérdida de identidad. Aquella mujer cuidada, arreglada, coqueta…ha desaparecido, y, como un hecho totalmente proporcional, cuanto peor nos vemos, menos ganas tenemos de arreglarnos. 

Por cosas como estas a mi me gusta puntualizar y recordar, sobre todo a las mamás primerizas que no van a ser malas ni peores madres por el hecho de reconocer que el tiempo para nosotras mismas es VITAL, porqué, si nosotras no estamos bien con nosotras mismas, a la larga no vamos a estar bien con nuestro entorno. Si queréis hijos felices, primero sed felices vosotras. 

Y dada la charla, aquí os cuento mi rutina. Es obvio que cada persona tendrá una diferente según sus necesidades : si tiene arrugas o no, si necesita teñirse o no, si quiere tratar sus estrías, celulitis, etc….

Yo tengo dos tipos de rutina: la diaria y la semanal.

La diaria es muy básica y solamente consiste en limpieza exhaustiva del cuerpo, con SIEMPRE crema hidratante después. Para el cuerpo actualmente estoy usando una crema de aceite de oliva de la marca Babaria. Y para cara y cuello uso Nivea Soft. 

Una vez hidratadita me pinto los ojos con sombras, lápiz y rimel y me peino. Os diré que tengo hecha la keratina ya que mi pelo es rizado y lo odio completamente, y, cansada de perder tiempo a diario con secador y plancha, un día decidí hacerme la keratina. Me la he hecho yo misma y es de la marca Kativa.

 

 

El pelo lo lavo cada dos días. Uso champú Tresemmé y acondicionador.

La rutina semanal la suelo hacer los domingos, y consiste en la aplicación de una máscara en la cara que me la deja suavecita suavecita y además es muy refrescante.
Y, lo que respecta al pelo, una mascarilla, también Tresemmé de la misma gama que el champú y acondicionador.

Como veis no es nada del otro mundo. A penas ocupa 20 minutos de nuestro tiempo diario y nos puede cambiar completamente nuestro autoestima.

Y vosotras, ¿ os dedicáis un ratito a vosotras mismas? ¿ Cuáles son vuestros “producto estrella”?

 

 

 

alimentacion, crianza, familia, maternidad, Sin categoría

Pablo cumple 6 meses: Inicio de la BLW

Este 26 de junio Pablito cumplió 6 meses. ¡ 6 meses ya !

Hemos notado muchos avances en su desarrollo psicomotriz. Hasta ahora no había sido un bebé “de muchas palabras”, o mejor dicho, de mucho balbuceo. Pero ahora es una pequeña cotorra. Ha aprendido a girar sobre si mismo tanto boca arriba como boca abajo. Y lo mejor: salta cual rana para coger objetos que están relativamente cerca. ( que no gatea, para eso supongo que aún le queda, pero se medio arrastra que da gusto). Y ademas…tenemos 2 dientes!!

19554736_10209252797978826_1805758431361508094_n

Siguiendo en mi línea de mala madre que no se atañe a lo que dice la OMS, empezamos con comida que no fuesen cereales hace aproximadamente una semana. En estos días Pablo ha probado: zanahorias, queso fresco de burgos 0%, patatas, pollo, arroz, avena, pan de molde, palitos de pan, jamón dulce y pavo. ¿Y lo mejor? nada de triturados. Bien chafadito o cortadito.

Acojonada por lo que me diría la enfermera, una sorpresa me he llevado cuando me ha dicho que lo he hecho muy bien. Ciertamente no hay dos bebés iguales y como madres, muchas tendríamos mucho éxito dejándonos llevar por nuestro instinto y no por lo que digan los libros.  Y mi sentido común decía que mi niño se moría de ganas de comer. ¡ Bien !

Para las que no sepáis de que se trata la BLW, empezaré explicándoos que son las siglas de Baby Led Weaning.

¿ En que consiste ?

Es un modo de introducción de alimentación complementaria. Ha de iniciarse de los 6 meses en adelante ( menos yo, que me salgo de la regla). Consiste en poner a su alcance (literalmente), alimentos sanos y variados dejando que ellos escojan lo que quieren comer.

Pueden ser alimentos grandes, o machacados que ellos puedan coger y manipular. Poco a poco se van introduciendo trozos más pequeños. En nuestro caso, por ejemplo, al darle pollo, lo cortamos bien pequeño y se lo damos nosotros directamente en la boca asegurándonos darle el siguiente trozo cuando el anterior ya lo había tragado. No es el método correcto, pero es la “consecuencia” de haber comenzado con el método un poco antes de tiempo.

¿ Cuando se puede empezar a hacer BLW?

El bebé tiene que saber mantenerse sentado ( en nuestro caso no problem).

Ha desaparecido el reflejo de extrusión (expulsar objetos que entran en su boca) .

Muestra interés por la comida.

Sabe mostrar hambre y saciedad, abriendo la boca al acercarle el alimento si tiene hambre, o cerrando la boca y apartando la cabeza si está saciado.

¿Que platos ha comido Pablo en esta semana?

  • Patata y zanahoria chafadas con queso de burgos y platano.
  • Queso de burgos con pavo y manzana.
  • Pan mojadito en leche ( desayuno).
  • Sandía fresca con palos de pan.
  • Pollo con arroz y pera.
  • Leche de fórmula con avena ( merienda).

Y vosotras? Vais a probar este método? O preferís el tradicional de papillas y triturados?

 

crianza, familia, Sin categoría

Nos quedamos “sin la pública” por segundo año.

No sabía bien como titular este post, en un principio iba a ser ” nos quedamos “sin la pública” o, que mal organizado está el sistema educativo. Pero era muy largo!

Por segundo año consecutivo, nos quedamos sin plaza pública en el colegio y estoy que salto de alegría ( ironía modo on). El año pasado nos quedamos sin plaza, Marc, acabó en un concertado, y no tuvimos buena experiencia con la metodología, lo que nos hizo desescolarizarlo ( Y todo fue muy positivo tanto para nosotros como familia, como en su aprendizaje), pero, aunque ha sido un año muy interesante, he notado que Marc necesita ir al colegio por una simple razón : porqué se aburre como una ostra. 

Si, yo tengo mis plannings, y vamos al parque, y a la montaña, y a la playa, y a museos…pero todo en exceso cansa y más cuando papi está trabajando y a mami se le acaban las ideas ( y la paciencia). Así que este año volvimos a probar suerte.

Denegada la plaza pública por falta de plaza en colegios del barrio, a lo que pongo una reclamación y pido porfavores, que me lo escolaricen en algún cole de los barrios cercanos, a lo que me responden por carta lo siguiente:

” En estos momentos el estado actual de la oferta y en algunos casos la existencia de una lista de espera no permite atender su petición”. 

Sigue:

” Aún así hemos de decirle que durante las próximas semanas pueden producirse bajas de plaza escolar en alguno de los centros solicitados o del área de proximidad como resultado del proceso de matrícula o bajas posteriores de alumnado una vez matriculados”. 

A lo que llamo al Consorcio de educación para que me expliquen mejor y resumiendo, para no extenderme más en algo que no vale la pena, me aconsejan, que si no quiero que este año mi hijo se quede sin escolarizar, vaya directamente a un concertado ( otra vez).

Y pregunto yo…Acaso la educación no debería ser publica y gratuita?

¡ Menudo negocio !

Por suerte ya tenemos colegio ( concertado, como no), solo que esta vez nos hemos asegurado conociendo a gente y preguntando mucho la “calidad” del profesorado y la metodología de aprendizaje.

¡ A ver que tal se nos da el curso 2017-2018!